El protocolo de Bitcoin se puede analizar para rastrear delincuentes

Una firma de Nueva York puede desentrañar los datos del blockchain de Bitcoin para descubrir a la persona, o personas, que se encuentra detrás.

No tan anónimo

El día 27 de julio de 2018 un reporte de Fortune aseguraba que una firma de seguridad blockchain llamada Chainalysis tiene un grupo de expertos en ciber seguridad y investigadores que puede analizar el protocolo Bitcoin para determinar si hubo una actividad criminal.

Los organismos encargados en hacer cumplir la ley y aquellos que tiene la responsabilidad de vigilar las operaciones financieras hacen referencia al trabajo de la empresa para determinar actos delictivos, lo que indica que la celebre inmutabilidad de blockchain es técnicamente anónima, pero a la vez transparente desde el punto de vista del comportamiento.

Para poder lograr esto, Chainalysis registra las claves hash alfanuméricas, que son únicas para cada monedero, y encuentra agrupaciones de monedero vinculados con actividades sospechosas o cuentas clasificadas como actividades delictivas.

Este conjunto de pistas es suficiente para que las fuerzas del orden publico busque rastros en línea de la identidad del usuario, lo que finalmente da como resultado la obtención de a una identidad real.

La publicación cita a un caso de 2015 donde Chainalysis condujo un análisis forense en el protocolo de Bitcoin para ayudar a la Oficina Federal de Investigación de EE. UU. a identificar a dos agentes federales corruptos que habían robado BTC a un operador en un mercado de drogas online.

Otra startup con base en California, CipherTree, tiene un acercamiento distinto al análisis forense del blockchain. La compañía infecta sus servidores con ransomware y lo anuncia en sitios web dudosos. A medida que los hackers y los ciberdelincuentes intentar liberar el sistema y obtener los bitcoins, CipherTree rastrea la actividad para determinar la IP y direcciones de monedero con suficiente poder computacional para realizar una operación así.

Bitcoin no es el única que se rastrea

El CEO de Chainalysis, Michael Gronager, cree que determinar las actividades criminales es bastante sencillo ya que “no muchos las usan” actualmente. Sin embargo, las cosas se ponen más complicadas cuando se trata de criptomonedas centradas en la privacidad, como Monero y ZCash, ya que son difíciles de rastrear debido a que no dejan una clave de transacción.

Otro especialista en el tema, Tom Robinson de la firma forense Elliptic, con sede en Londres, cree que “monedas como Ethereum, Litecoin y Ripple se están expandiendo rápidamente”, haciendo posible la actividad criminal en “cualquier forma de valor que se almacene”.

Pero encontrar actividad criminales no es el único trabajo de estas firmas, ya que ayudan a los negocios de criptomonedas, como proveedores de monederos y exchanges, a cumplir con las políticas de Conoce a Tu Cliente (KYC) y Contra el Lavado de Dinero (AML).

Tom Mason, analista de S&P Global Market Intelligence, dijo:

Estas leyes han sido, y seguirán siendo, un obstáculo para que las instituciones financieras predominantes se sientan más cómodas con las monedas digitales.

Lo interesante es que no solo las autoridades y las agencias de la ley son las únicas de beneficiarse de estas investigaciones de seguridad. Determinar el aumento de la actividad de bitcoins en los mercados emergentes puede ser un gran indicador para los inversiones, ya que podría indicar que la situación económica del país esta bajo represión y los ciudadanos recurren a las monedas digitales, que justamente suben de precio a medida que aumenta su demanda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias
Regístrese aquí para recibir las últimas noticias y actualizaciones directamente en su bandeja de entrada.
Puedes darte de baja en cualquier momento

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More