En un anuncio del 19 de enero, Sununu dijo que la Comisión de Criptomonedas y Activos Digitales había informado de que la situación jurídica y reglamentaria de las criptomonedas y los activos digitales era “muy incierta”, obstaculizando el desarrollo y dando lugar a una menor protección para los inversores y los consumidores. El grupo recomendó a New Hampshire establecer un régimen jurídico estatal destinado a atraer a empresas y particulares del blockchain.

Según el informe, enviado al gobernador el 22 de diciembre, la comisión tuvo en cuenta el factor humano en sus recomendaciones, en alusión al colapso de FTX y la detención de su antiguo CEO, Sam Bankman-Fried, es decir, “el fraude criminal que resultó en la pérdida de miles de millones de dólares en activos de clientes”. En concreto, recomendaba establecer un estatus legal para las organizaciones autónomas descentralizadas, o DAO, poner fondos en el sistema judicial del estado para resolver disputas que involucren temas de blockchain, y alentar al departamento bancario del gobierno a proporcionar “orientación clara, pública y proactiva” sobre cómo las instituciones financieras pueden manejar los activos digitales.  

“New Hampshire debería tomar medidas proactivas y públicas enérgicas para construir una mejor infraestructura legal para el desarrollo sólido de las tecnologías Blockchain y sus aplicaciones”, decía el informe.

El grupo concluyó con lo siguiente:

“La Comisión espera que las tecnologías Blockchain continúen evolucionando y desarrollándose, y se integren cada vez más en nuestra sociedad y economía […] esta próxima fase de desarrollo debe lograrse no sólo a través de innovaciones en los protocolos de software informático, sino que también debe ir acompañada de mejoras en la infraestructura legal que necesariamente opera en paralelo con estas actividades.”

Sununu calificó el informe de “exhaustivo y oportuno”. Otros gobernadores estatales de Estados Unidos han impulsado esfuerzos para establecer claridad regulatoria para las criptomonedas y blockchain, incluido California, mientras que la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, respaldó una propuesta para prohibir las operaciones de minería de criptomonedas que no se basen en energía 100% renovable.